Tienes un corazón de oro, princesa.

Creo que estabas enamorado de mí y que alguna vez de verdad me amaste,
Y creo que el amor no se va a ningún lado.
Creo que una vez que amas a alguien, siempre lo amarás.
Entonces lo entiendo-
Es muy posible desenamorarte de alguien y aún amarlo.
Así que cuando dices que aún me amas,
Sé que ya no estás enamorado de mí.
Porque creo que si estás enamorado de alguien, quieres hacerlo funcionar y no te marchas.
Yo me marché, pero únicamente porque no tenía opción.
Cielo, yo quería hacerlo funcionar pero me dejaste ahí, parada.
Y me dolió. Dios mío, me dolió.
Pero ahora he decido conocer mi valor,
Apreciarlo,
Y saber que no necesito perseguir un amor que no quiere ser atrapado.
No persigas ningún amor.
Deja que el amor te persiga, princesa.
Conoce tu valor, tú dulce dulce niña con el corazón de oro.

insp.

Anuncios

Letras sin pies ni cabeza pero con mucho corazón.

Éramos casi niños cuando nos conocimos
Y crecimos juntos y yo conocí a Dios en tu sonrisa.
Te escribí poemas mientras tú tocabas melodías al ritmo de mi corazón.

Siempre he amado tu cara limpia y sin barba porque me recuerda a la primera vez que nuestros ojos se encontraron
Somos mayores ahora
Pero mi corazón te ama como la primera vez que te vi a lo lejos
Y siempre me has amado rubia y por mucho que me prefiero a mí misma en colores más oscuros, siempre escojo la luz.
Me prometiste por siempre y calma pero yo era un huracán destinado a destruir cada cosa hermosa a mi alrededor
Y así lo hice
Y te fuiste y lloré pero descubrí que siempre volvías
Y siempre me prometo a mí misma no arruinar la perfección que nuestras manos entrelazadas crea
Pero lo hago
Y vuelvo a noches sin descanso y a chicos que jamás me amarán con la pureza con que tú lo hiciste

La última vez que intente volver a ti
Descubrí que finalmente
Habías aprendido a decirme que no.

Hemos terminado tantas veces
Como he teñido mi cabello
Y tal vez no es una coincidencia
Tal vez
Cada vez que te vas
Siento la necesidad de convertirme en alguien más
Alguien que no te extrañará
Que no pensará más en ti
Alguien que ya no conoces.
Y cada vez que decimos adiós yo tiño mi cabello
Y tú dejas tu barba crecer
Como una especie de revolución
En contra del otro.

Así que la última vez que dijiste
Que ya no me querías en tu vida
Decidí que quería ver el mundo
Y así lo hice
Esperando que parecieras pequeño en comparación
Estaba equivocada.
No importa donde esté parada,
Mi corazón duele de la misma manera.

Final alternativo

Quizá algún día vuelvas. O quizá no lo hagas, pero no puedo seguir haciéndome esto. No puedo seguir sintiéndome culpable y ahogándome en nostalgia de lo que alguna vez fuimos. Con mi alma cayéndose a pedazos decidí perderte porque eso significaba que tú serías feliz. Sé que si hubieras vuelto a mí como siempre lo hacías, no estarías bien. Y yo jamás estaré bien si tú no lo estás… Necesito saber que hay alguna manera en que personas como nosotros terminen bien. Que “estar bien” es una posibilidad y que quizá solo no hemos encontrado la manera de lograrlo. Tiene que haber un final más feliz que el que tuvimos. Tiene que haber una mejor historia. Nos la merecemos. Tú te mereces una mejor historia. Incluso si eso significa que no terminará contigo volviendo a mí.

 

 

insp. (idea) the sea of tranquility.

Canasta de margaritas.

El primer año que viví sola
compre muchas cosas para mi apartamento
Y mientras estaba en la calle comprando
herramientas color rosa que jamás aprendí a usar
Vi una canasta de margaritas
Y era hermosa
Pero mi apartamento no estaba terminado aún
Así que pensé:
Vendré por ella cuando esté
listo.
Pero nunca lo hice
Y aún el día de hoy
pienso en esa canasta de margaritas
Y aún deseo haberla traído a casa
Y algunas veces me pregunto
Si yo soy esa canasta de margaritas
por la que nunca volviste
Y tú eres el hogar
que no estuvo listo para mi.