Canasta de margaritas.

El primer año que viví sola
compre muchas cosas para mi apartamento
Y mientras estaba en la calle comprando
herramientas color rosa que jamás aprendí a usar
Vi una canasta de margaritas
Y era hermosa
Pero mi apartamento no estaba terminado aún
Así que pensé:
Vendré por ella cuando esté
listo.
Pero nunca lo hice
Y aún el día de hoy
pienso en esa canasta de margaritas
Y aún deseo haberla traído a casa
Y algunas veces me pregunto
Si yo soy esa canasta de margaritas
por la que nunca volviste
Y tú eres el hogar
que no estuvo listo para mi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s