Ojitos verdes.

Recuerdo el día en que la conocí. Por ahí de una década atrás, una niña sentada en silencio y mi desesperación por conocerla como si supiera lo mucho que cambiaría mi vida. Crecimos juntas. Hicimos la rutina soportable e incluso divertida, con juegos inventados e interminables risas.

Estuvo a mi lado la primera vez que me rompieron el corazón y yo estuve ahí cuando una mentira le robó el brillo a sus ojos. Lloramos, maldijimos, odiamos y vertimos nuestros corazones en la otra hasta que aprendimos a respirar de nuevo. El brillo volvió a sus ojos, mi corazón sanó y enfrentamos el mundo como hermanas una y otra vez.

Me vio caer al lugar más oscuro e incluso cuando todos me dieron la espalda, ella extendió su mano hacia mi y me llenó de amor mientras yo encontraba la salida.

A veces creo que conocerla fue el regalo que el universo me dio para compensar todas las malas jugadas que me ha gastado a lo largo de mi vida y que, el hecho de que siga aquí es un recordatorio de que hay mejores días por venir. Es la parpadeante esperanza de que la vida no es tan mala si alguien como ella existe tan cerca de mí. Incluso en los días en que la depresión nubla mis ganas de seguir adelante, una palabra de ella enciende la luz y me hace olvidar que algo como la oscuridad existió alguna vez.

Podría escribir mil palabras y ninguna le haría justicia a su corazón. En armonía con su mente perfectamente creativa, ambos son enormes y están llenos de los sentimientos más bonitos que uno puede encontrar: hay amor de sobra, perdón para repartir y en los días en que las cosas van mal, casi siempre deja que gane la bondad.

Es curioso como puede ser una artista y a la vez ser ella misma la pieza más bonita y original que el interior de cualquier museo ha visto.

¿Crees en las almas gemelas?

Creo que nunca son románticas. Esa clase de amor te orilla a esforzarte por la personalidad correcta, la que te haga ser amado y luego a comprometer partes de ti que podrían alejar al otro. Te conviertes en lo que quieres ser, no en la esencia de ti. Las almas gemelas son otras personas, quienes te ven en realidad y se muestran igual y aprenden a conectar con cada pedacito de tu corazón. Quizá tus padres o un amigo de la infancia que siempre recuerdas con cariño.

Pero si tienes suerte, esa persona será tu mejor amiga, tu hermana. Ella lo es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s