Adiós, cielo.

Quiero dejarte ir, de la misma manera en que te amé. En que te amo. Para siempre.

Pero a veces me pregunto si este “para siempre” será igual a aquellos que alguna vez nos prometimos. Una mentira. Es decir, me aterra la posibilidad de que “para siempre” sea solamente “hasta la próxima vez”.

Así que por ahora te dejo ir, con cada uno de los nuevos detalles que aprendí de ti. Te dejo ir, cargado de nuevos recuerdos y con la nostalgia entrelazada en tus dedos. Te dejo ir, sabiendo que lo peor ya vino y sí nos importó. Te dejo ir, sabiendo que aunque tú eres el indicado, el tiempo nunca lo fue.

Te dejo ir y me limito a soñar con el universo en que decidiste quedarte y yo no fui una cobarde.

Te dejo ir, hasta la próxima vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s